L@S JORNALER@S ANDALUCES EN LUCHA POR LA TIERRA Y LA DIGNIDAD

Frente a la crisis capitalista y el acaparamiento, el SOC-SAT de Andalucía refuerza las luchas campesinas por la tierra y los derechos jornaleros.

Imagen

Nuevas y viejas luchas por la tierra y la dignidad de los jornaler@s vuelven a manifestarse con fuerza en el sur de Europa. Frente a un desempleo cercano al 40%, el aumento de la miseria, los recortes sociales, la explotación laboral y un desmedido nivel de represión policial, el Sindicato de Obrer@s del Campo – Sindicato Andaluz de Trabajador@s (SOC-SAT) vuelve a la carga con nuevas ocupaciones, marchas y luchas por la defensa del empleo, la autogestión, la agricultura campesina y la soberanía alimentaria.
Este 1º de mayo se realizaron tres ocupaciones de tierra en Andalucía, en Las Turquillas (Sevilla), La Rueda (Jaén) y Lebrija (Sevilla).  El día 10 se inició una lucha novedosa en Almería, con la ocupación de una finca de invernaderos por parte de sus trabajadores inmigrantes ante el abandono empresarial. Junto a ésto se mantiene la ocupación de Somontes (Córdoba) y se ha lanzado una campaña de propuestas y acciones reivindicativas contra la privatización de la tierra pública andaluza y por una ley de defensa del patrimonio agrario andaluz.
La Finca de las Turquillas es propiedad del ejército y dedica una superficie de 1.200 hectáreas al mantenimiento de la “yeguada militar”, una treintena de equinos que podrían ser establecidos en pocos metros cuadrados.En una comarca con alto nivel de desempleo, precariedad laboral y la concentraciónde la tierra en pocas manos, es un crimen el que una finca de este tipo no se encuentre creando riqueza y biodiversidad en manos de los trabajador@s. La ocupación efectuada por unas 500 personas instaló un campamento de cincuenta campesin@s junto al cortijo dondelas_turquillas reside personal militar, que fue desalojado la misma noche del 1º de mayo en un operativo policial sin precedentes. Los jornaler@s se retiraron pacíficamente volviéndose a instalar el campamento esa misma noche fuera de la barrera policial pero en terrenos de la finca. Han sido doce días de resistencia, con una gran repercusión mediática y social, que culminó el pasado domingo 12 cuando la guardia civil procedió a un nuevo desalojo, después de que l@s ocupantes sembraran un predio con lechugas, tomates, pimientos, sandías y melones (1).
Las Turquillas han sido ocupadas en numerosas ocasiones por el SOC, la última durante el verano pasado, en que se permaneció dieciocho días y se logró reponer en el debate público la discusión sobre el absurdo que representa el gasto militar y los latifundios en un país sumido en la desigualdad y la pobreza. Hace cinco años las luchas jornaleras lograron que una extensión de 300 hectáreas de esta finca fueran cedidas al Ayuntamiento de Osuna, quien actualmente la trabaja con cultivos sociales que generan empleo en la comarca. Desde el Soc-Sat se anuncia que habrá nuevas y más contundentes ocupaciones hasta que toda Las Turquillas quede en manos de los trabajadores.
En la provincia de Jaén, muy cerca de la población de Jódar se encuentra la finca de La Rueda, con más de 300.000 olivos plantados y cultivados por los jornaler@s. Actualmente lleva dos años abandonada, después de ser embargada por el banco BBVA. Esta entidad financiera procedió a desmantelar y deshacerse de las maquinarias, el molino y los sistemas de riego, con la única intención de especular con los beneficios de las subvenciones europeas e intentar lograr mayor rentabilidad financiera. Este 1º de mayo el Soc-Sat movilizó a cientos de labradores desemplead@s de la región en una marcha histórica hasta la explotación, que se ocupó en medio de un fuerte dispositivo policial. Se demanda que la Junta de Andalucía la expropie de manera urgente por interés público y la ponga en manos de una cooperativa creada en Jódar por más de doscientos trabajador@s. El  pastizal crecido entre el olivar, junto al abandono total de estos árboles, no sólo perjudica la producción de aceituna sino que representa un grave peligro de incendio.
Desde el primer día de la ocupación unas sesenta personas de la cooperativa acuden diariamente a la finca a realizar tareas de limpieza, poda de los olivos y reparación de los riegos. Se dividen en varias cuadrillas a fin de escapar de los controles desmesurados de la guardia civil, que incluso en helicóptero intentan impedir la entrada de los jornaler@s. A pesar de la represión y del silencio de las autoridades, el Soc continuará trabajando la finca con el objetivo de redistribuir los beneficios de la cosecha entre los trabajador@s y lograr que se la expropie en beneficio de la comunidad (2).
También el 1º de Mayo el Soc-Sat organizó una marcha de un centenar de vecinos de la localidad de Lebrija, en la provincia de Sevilla, hasta la finca Valdeojo-Hornillos, en protesta contra la política del Ayuntamiento, quien después de vender esta tierra pública al Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario a finales de los años ochenta, con el objetivo de ser mejorada y repartida entre los jornaler@s del pueblo, ha sido finalmente revendida a un terrateniente de la familia Mora Figueroa. Sólo un predio de 94 hectáreas, sobre un total de 700, ha sido cedida a una cooperativa de jornaleros. El Sindicato seguirá denunciando esta “contra-reforma” agraria y exigiendo a la Junta de Andalucía que intervenga a fin de recuperar estos terrenos públicos, en abandono por parte de los latifundistas, quitándolos de la especulación agraria e inmobiliaria y poniéndolos al servicio de la producción agroecológica y el empleo rural (3). Unos días antes, el 21 de abril, el sindicato había realizado una marcha simbólica en Sierra de Yeguas, provincia de Málaga, a fin de denunciar la política de privatización de tierras públicas que viene impulsando la Comunidad Autónoma en los últimos años (4).
En el otro extremo de Andalucía, en Almería, en donde se localizan casi cincuenta mil hectáreas de cultivo intensivo e industrial, en su gran mayoría bajo plástico, el Soc-Sat apoya la ocupación de 36 hectáreas de invernadero por parte de sus trabajadores ante el abandono empresarial. Desde el día 10 de mayo 130 jornaleros marroquíes permanecen en sus puestos de trabajo en las fincas del empresario Simón Sabio, repartidas en las localidades de La Mojonera, Las Norias, Tierras de Almería y Campohermoso, la gran mayoría de ellas en concurso de acreedores. Con la electricidad y el agua cortadas tanto en los invernaderos como en los alojamientos colindantes en que reside buena parte de los trabajadores, éstos se han decidido por intentar mantener la producción de tomate, a fin de poder cobrar las deudas salariales pendientes de varios meses y mantener sus puestos de trabajo. Tanto la administradora concursal como el yerno del empresario que mantenía la explotación, no han sabido dar ninguna solución adecuada y el Sindicato ha hecho un llamamiento de apoyo a organizaciones sociales, políticas y agrarias a fin de restablecer los servicios y sacar adelante los cultivos de manera autogestionada. Asimismo se exige a la Junta de Andalucía la expropiación de los terrenos y su cesión a una cooperativa de jornaler@s que pueda reconvertir la producción de manera diversificada, biológica y de distribución principalmente local (4).
Tanto en Almería como en Huelva el Soc mantiene su trabajo a pié de tajo, de control y denuncias permanentes sobre las condiciones sociolaborales de decenas de miles de jornaler@s inmigrantes, que sufren las malas condiciones que impone este modelo de agricultura industrial productivista. A partir del 20 de mayo, un grupo de sindicalistas comienza una fuerte campaña de denuncia en los campos de fresa onubenses a fin de que la opinión pública sea consciente de los incumplimientos permanentes de un convenio colectivo que es de los peores de toda España.
En este contexto de lucha por la tierra y acciones directas de denuncia de la especulación y el acaparamiento, el Soc-Sat mantiene después de catorce meses la ocupación de la Finca de Somontes, en Palma del Río, donde una veintena de campesin@s jornaler@s, apoyada por diversos colectivos españoles y europeos, ha puesto en marcha diversos cultivos sociales, plantaciones de olivos y frutales diversos, ganadería ecológica y venta directa de los productos a través de redes sociales alternativas. En estos terrenos, cuya ocupación evitó que fueran subastados entre terratenientes, han sido plantados más de 1.500 árboles forestales y se han hecho inversiones muy importantes en los sistemas de riego, somontes_ajospreviéndose para este verano la construcción de una pantaneta que permitirá ampliar la superficie irrigada. En este momento se labran unas 7 hectáreas de huerto y casi doscientas de cultivos de secano (girasol, cebada, trigo y garbanzos), que representan casi la mitad de la superficie total del terreno. Somontes es la expresión de lo que puede hacer la lucha, el trabajo y la organización de los trabajador@s rurales cuando se toma con decisión el camino de la dignidad y de la autogestión (5)

Junto a la movilización social permanente y la acción sindical cotidiana en las empresas y en los pueblos, el Soc-Sat trabaja en la coordinación y apoyo mutuo entre las diferentes ocupaciones y cooperativas. En ese sentido se ha preparado un proyecto de ley sobre el Patrimonio Agrario Andaluz en defensa de la titularidad pública de la tierra, que debe estar siempre fuera del comercio y la especulación, para su cesión en uso a largo plazo en favor de cooperativas de trabajador@s, y en prácticas agrícolas que respeten la agroecología, la biodiversidad y la soberanía alimentaria. Se exige asimismo que desde la Junta de Andalucía se defienda y se recupere los bienes y recursos de uso común (prados, bosques, agua,semillas), así como que se apoye la agricultura campesina a través de financiación, parques de maquinarias, bancos de semillas y sistemas públicos de transformación artesanal y distribución local de los productos agrarios.
Mayo de 2013, frente a la crisis del capital que acelera el acaparamiento de los recursos naturales, el desmantelamiento del estado social y el recrudecimiento de la explotación laboral y la represión, desde Andalucía miles de jornaleras y jornaleros del campo y miles de trabajador*s y desocupad@s de las ciudades, responden con un mensaje de lucha, compromiso y apoyo mutuo. Europa necesita, más que nunca, el apoyo y la coordinación de todas los movimientos que se suceden en pos de otro modelo social, económico y político. La unidad entre campesin@s y trabajador@s rurales de todos los rincones de nuestro continente, en coordinación con los movimientos sociales, ecologistas y de consumidor@s, en lucha por otro modelo agrario basado en la soberanía alimentaria y la agricultura campesina no capitalista, es el mayor aporte que Vía Campesina Europa (ECVC) hace a este proceso de cambio impostergable que necesita Europa y el planeta en su conjunto.
Federico Pacheco. Responsable del Área de Soberanía Alimentaria del SOC-SAT Andalucía.
Más información, contactos y apoyo: <sober.alim.sindicatoandaluz@gmail.com>.
Enlaces relacionados:
1-mayo.html#ld
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s