Queja por actuación de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado

SOC-SAT

Sindicato de Obreros del Campo – Sindicato Andaluz de Trabajadores

C/Jorge Guillén, 1 – Bajo 04006 Almería

Fax +34 950227235

socalmeria@yahoo.es

A LA SUBDELEGACION DE GOBIERNO DE ALMERIA

DECIMOS

que mediante el presente escrito, y por considerar que pueden constituir una conducta ilegal por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, desea poner en conocimiento de esa Subdelgación de Gobierno los siguientes

HECHOS

Primero.- El día 29 junio a las 20 h. aproximadamente, en la calle Manolo Escobar de El Ejido, en la puerta de un bar de marroquíes había un grupo de hombres magrebíes y de otros países subsaharianos en la calle, conversando, fumando y tomando el té, en completa tranquilidad. De repente llegaron unos 8 o 10 agentes de la policía nacional, gritando desde la distancia, intimidando, ordenando a la gente quedarse quietos, no moverse, alegando ser por orden judicial y pidiéndoles a todos los magrebíes sacar su documentación. A los que estaban en la puerta no les permitieron entrar en el bar.

Segundo.- Los agentes les cogieron a todos las tarjetas de residencia y les pusieron contra la pared, haciéndoles sacar todo de los bolsillos y con las manos en alto les registraron. Según les iban registrando les fueron ordenando sentarse en el suelo. Actuaban con las porras, de modo autoritario y les trataban mal.

Tercero.- Cuando les hubieron registrado a todos, metieron a algunos en un portal que se encontraba al lado del lugar de la redada, en el hueco de la escalera. Se desconoce la finalidad y lo que sucedió dentro, pero se sospecha que a algunos de ellos les han bajado los pantalones para registrarles.

Cuarto.- Una vez que terminaron, les llamaron uno por uno para devolverles el permiso de residencia. Todos tenían sus autorizaciones de residencia vigentes y en regla. No han encontrado nada sospechoso ni delictivo y no han detenido a nadie. Los afectados se preguntaron por qué les registraron y les trataron así, qué estaba buscando la policía y por qué solo han ido contra ciudadanos magrebíes. Les molesta mucho que les registren en plena calle, delante de todos sus vecinos, como si fueran delincuentes, cuando no son delincuentes ni han cometido delito alguno, dañando su imagen como colectivo, ya que se les prejuzga por la Policía también como colectivo.

Quinto.- Media hora después pasaban las carrozas de las fiestas por esa misma calle. Se sospecha que con esa actuación policial se ha querido intimidar a la población magrebí para que se vaya de la zona.

A tales hechos son de aplicación los siguientes

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.- Los hechos relatados podrían ser constitutivos de una actuación ilegal por parte de los agentes de la Policía Nacional y por ese motivo lo ponemos en conocimiento de esa Subdelegación de Gobierno, para que lleve a cabo las averiguaciones oportunas a efectos de esclarecer los hechos y determinar responsabilidades

Segundo.- El art. 20.1 LOSC autoriza a la Policía para que, en el ejercicio de sus funciones de indagación o prevención, requiera la identificación de las personas y la realización de las comprobaciones pertinentes en la vía pública. El art. 19.2 LOSC, por su parte, establece los requisitos legales para que esa labor de requerimiento de identificación pueda realizarse a través de controles de identificación indiscriminados en lugares públicos y lo hace en los siguientes términos: “para el descubrimiento y detención de los partícipes en un hecho delictivo causante de grave alarma social y para la recogida de los instrumentos, efectos o pruebas del mismo, se podrán establecer controles en las vías, lugares o establecimientos públicos, en la medida indispensable a los fines de este apartado, al objeto de proceder a la identificación de las persona que transiten o se encuentren en ellos (…)”.

Ello determina que legalmente la realización de controles masivos e indiscriminados de identificación en lugares públicos sólo queda autorizada cuando:

a) haya constancia de la existencia de un delito causante de grave alarma social y

b) tenga como fin descubrir a sus autores para detenerlos y recabar pruebas de dicho delito. Esto es, claramente, el art. 19.2 LOSC sólo autoriza el desarrollo de este tipo de actuaciones policiales en el marco de funciones de policía judicial y, en ningún caso, en funciones de policía administrativa. Sin embargo en el caso concreto no se mostró a los afectados ninguna orden judicial, ni se les indicó el procedimiento judicial en el que se basaban para desarrollar dichas actuaciones.

Tercero.- Más aún, el legislador democrático no sólo ha decidido que estos controles de identificación deban quedar limitados a los supuestos de indagación de la comisión de un delito, sino que, incluso, hace especial incidencia en que sólo resulten legalmente posibles cuando el delito a investigar cause grave alarma social.

El establecimiento de estos severos presupuestos habilitantes alcanza su pleno sentido al suponer la plasmación del principio de proporcionalidad con que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han de desarrollar su labor en tanto que invasiva de los derechos de los ciudadanos. En ese sentido, el establecimiento de controles de identificación de manera rutinaria en lugares públicos con el exclusivo fin de localizar a ciudadanos extranjeros que estén en situación irregular en España es una actuación policial que carece de la necesaria cobertura legal.

Cuarto.- Pero aún en el caso de que los agentes contaran con cobertura legal porque estuvieran indagando un grave delito, con cobertura judicial, lo que no se daba en los hechos que se relatan, el ejercicio de las facultades de identificación ha de llevarse a cabo de forma proporcionada, respetuosa, cortés y, en definitiva, del modo que menos incidencia genere en la esfera del individuo. La transgresión de esta condición de ejercicio, no sólo hace a éste contrario al Ordenamiento, sino que puede ser reveladora de que, la que en principio puede parecer una razonable selección de las personas a identificar en el ejercicio de las funciones policiales, no es tal, sino que ha sido efectuada o aprovechada para infligir un daño especial o adicional a quienes pertenecen a determinado grupo racial o étnico. Es decir, que bajo el manto protector del ejercicio de unas funciones legalmente previstas se encubre un móvil racista o xenófobo en la decisión misma de ejercitar dichas funciones o en el modo concreto en que, atendidas las circunstancias, se llevaron a cabo ( STC 13/2001). Tal y como garantiza esta sentencia del Tribunal Constituacional, se debe tener espacial cuidado por los agentes de la Policía Nacional en la realización de estas actuaciones, de modo que eviten perjudicar a los ciudadanos, en su derechos. No es necesario llevar a cabo ese control en plena calle, sentando a la gente en el suelo y registrándoles como si fueran criminales, sino que unos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de un Estado democrático deben actuar con discrección, evitando proyectar la imagen de “sospechosos” sobre la ciudadanía, y menos aún sobre colectivos concretos, que puedan favorecer que se propaguen opiniones o conductas xenófobas.

Quinto.- La actuación policial, dentro del marco de la política de inmigración de localización de inmigrantes en situación irregular, consistente en requerir su identificación sólo a aquellos ciudadanos que por sus rasgos étnicos o raciales o por otros signos externos pongan de manifiesto que carecen de nacionalidad española supone un grave atentado a la prohibición de discriminación recogida en el art. 14 CE y en los tratados y acuerdos internacionales en materia de derechos fundamentales y libertades públicas suscritos por España. El hecho de que en este caso solo se requiriera la documentación a los ciudadanos magrebíes que se encontraban en la zona, es indicativo de la discriminación que prohíbe el 14 CE.

Por todo lo expuesto,

SOLICITAMOS de esa Subdelegación de Gobierno proceda a la investigación de los hechos relatados y exija responsabilidades a los agentes de la Policía Nacional implicados, para que no vuelvan a producirse actuaciones racistas y desproporcionadas por parte de la Policía Nacional en la provincia de Almería y para que ésta actúe de modo socialmente responsable con el conjunto de la sociedad.

En Almería, a 11 de julio de 2011.

Anuncios

Un comentario en “Queja por actuación de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado

  1. […] Queja por actuación de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado (via Sindicato de Obreros del Campo) Publicado el julio 17, 2011 por almeriaintercultural Que es importante poner quejas… SOC-SAT Sindicato de Obreros del Campo – Sindicato Andaluz de Trabajadores C/Jorge Guillén, 1 – Bajo 04006 Almería Fax +34 950227235 socalmeria@yahoo.es A LA SUBDELEGACION DE GOBIERNO DE ALMERIA DECIMOS que mediante el presente escrito, y por considerar que pueden constituir una conducta ilegal por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, desea poner en conocimiento de esa Subdelgación de Gobierno los siguientes HECHOS Primero.- El … Read More […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s